La Osteopatía

  • HISTORIA

    El fundador de la osteopatía es Andrew Taylor Still (1828-1917). Nace en Jonesborough, Virginia (USA) el 6 de agosto de 1828. Su familia emigra en 1837 a Missouri, donde compra una granja y lleva una vida de pionero. Su padre, Abram, es pastor metodista, médico y granjero. Durante la década de 1850-60, cuando acaba de casarse, A.T. Still estudia en la Universidad de Medicina de Kansas City. A su vez se convierte en granjero y junto con su padre ayuda a ocuparse de la salud de los indios Shawnees, cuya lengua aprende a hablar correctamente.

    Still llega a convencerse de que la ingestión de medicamentos entraña para el paciente más inconvenientes que ventajas. Se instala y enraíza en él la duda y se vuelve un defensor de la higiene natural. Un drama familiar acaba por convencerle de la vanidad del «saber» médico de su época y de la prioridad que debe otorgarse al conocimiento del hombre más que a su enfermedad. Al final de la guerra, en 1865, durante una epidemia de meningitis cerebroespinal, A.T.STILL pierde a cuatro hijos (Susan de 11 años, Abram de 12 años y una niña adoptada de 9 años, cuyo nombre se desconoce. El mismo año, murio igualmente Marusha, de 15 años. Susan, Abram y Marusha, eran hijos fruto de su primer matrimonio con Marcia Ione). Este acontecimiento doloroso parece determinante en su toma de conciencia de los límites de acción de la medicina clásica y de los medicamentos. Este hecho marca su definitiva ruptura con la medicina alopática, a la que vuelve resueltamente la espalda para intentar buscar los fundamentos de una nueva medicina más acorde con las leyes naturales y, sobre todo, más eficaz en las enfermedades graves e incurables y los disturbios crónicos. El 22 de junio de 1874 surge en su espíritu la genial idea que iba a revolucionar la concepción misma de la medicina. Crea por primera vez el término osteopatía. Observando un esqueleto, tuvo la idea de que una de las claves del buen funcionamiento de un órgano debía obligatoriamente de pasar por que este órgano tuviese relaciones mecánicas equilibradas con las estructuras que lo rodean y que las estructuras que lo componen estuviesen también en armonía entre ellas. Dicho de otra forma, para que una articulación o una víscera pueda funcionar normalmente, no debe estar sometida a perturbación alguna. Sus colegas y el clero le rechazan inmediatamente, ya que su forma de terapia y los resultados probatorios que produce son asimilados a una práctica satánica. Conoce entonces una gran soledad y múltiples dificultades financieras. Enseña la osteopatía a sus hijos, los cuales realizan paralelamente estudios musicales. Este acontecimiento es en sí muy importante, ya que lo que algunos consideraban como un don se comprueba que es transmisible mediante la enseñanza. A.T.STILL funda en 1882 la primera escuela de osteopatía del mundo, la American School of Osteopathy, en Kirksville, donde enseña, además de las ciencias fundamentales, anatomía y fisiología, sus teorías de la salud y la enfermedad y el método que había creado y perfeccionado. Pone en práctica su ideal, abriendo las puertas de su escuela a las mujeres y a los negros. Habría podido otorgar diplomas de Doctor en Medicina a sus estudiantes, ya que la enseñanza de la medicina se impartía entonces en escuelas privadas en los EE.UU., pero prefiere otorgarles un diploma en osteopatía, y después el titulo de Doctor en Osteopatía, para marcar bien la diferencia que existe entre la medicina y la osteopatía. Hacia 1900, se abren una enfermería y hospital, después se crean muchas otras escuelas de osteopatía en otros Estados de América. Hacia finales del siglo XIX, A.T.STILL se retira de la enseñanza y publica cuatro libros:

    .- Philosophy of Osteopathy
    .- Autobiography
    .- Research and Practice of Osteopathy
    .- Philosophy and Mechanical Principles of Osteopathy

    Los trabajos y la fama de Still molestaron al cuerpo médico, surgiendo así las primeras confrontaciones entre los osteópatas y los médicos (confrontaciones que hoy día se siguen manteniendo en numerosos países). En 1905, la A.M.A. (Asociación de Medicina Americana, creada en 1850) solicita al gobierno protección por la «desviación ocasionada por las nuevas medicinas», muchas de ellas tachadas injustamente como de curanderistas. A. Flexner es encargado de redactar un informe sobre la enseñanza en los colegios de Medicina. Todos los colegios de medicinas no alopáticas, como los de Homeopatía, se ven obligados a cerrar sus puertas. Se prohíbe la apertura de nuevos colegios de osteopatía. No obstante los colegios osteopáticos que venían funcionando hasta esa fecha pudieron seguir impartiendo sus enseñanzas.

    En 1917 la A.M.A., se opone a que los osteópatas curen a los heridos de guerra. Ésto desencadena protestas por parte de los osteópatas y de gran parte de la sociedad, lo cual origina que el presidente Roosevelt intervenga y se posicione a favor de la osteopatía. El informe Flexner no fue abolido hasta 1969, y no fue hasta 1974 cuando California, último Estado de los Estados Unidos, legitimizó la osteopatía. En 1917, Andrew Taylor Still fallece a la edad de 90 años. En esta fecha, el movimiento osteopático ya estaba lanzado por todos los Estados Unidos. Más de 5000 osteópatas ejercían por toda USA. La segunda generación de grandes osteópatas toma el relevo.
  • ¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?

    Dos palabras definen la osteopatía: tacto y sensibilidad. Además, la Osteopatía es filosofía, ciencia y arte; y una terapéutica manual cuya finalidad, partiendo de una escucha y un enfoque global, es restaurar en la persona las movilidades tisulares y el equilibrio funcional estimulando sus fuerzas auto-curativas naturales.
    Su filosofía esgrime el concepto de la unidad de la estructura y función del organismo vivo en la salud y en la enfermedad.
    Su contenido científico comprende los conocimientos biológicos, conductuales, químicos, físicos y espirituales relacionados con el mantenimiento y el restablecimiento de la salud, así como la identificación, la prevención, la curación y el alivio de la enfermedad. Exige una idoneidad especial, un profundo conocimiento del cuerpo humano y de las interacciones entre los distintos sistemas del cuerpo.
    Su arte consiste en la aplicación de esta filosofía en el ejercicio de la profesión de la osteopatía, por profesionales con talento y convicción, quienes apoyándose sobre un concepto filosófico, sobre su experiencia y su intuición detectan los desequilibrios y tensiones que liberan gracias a sus percepciones y su tacto especial, siguiendo progresivamente las tensiones del proceso patológico. Esta práctica del toque preciso, minucioso, exacto es la base de la Osteopatía. La intervención del osteópata siempre está perfectamente dosificada. Es la búsqueda del gesto mínimo indispensable y benefactor.
    Lo que caracteriza el estado de salud de un organismo humano es el equilibrio entre todos los elementos que componen su estructura y todos los que componen sus funciones. Uno de los principios básicos de la Osteopatía es que la primera manifestación de la vida es el movimiento. Uno de sus objetivos esenciales es pues, restaurar las movilidades necesarias a la vida de la persona con buena salud para restablecer los equilibrios perturbados en todos los planos funcionales del cuerpo humano.
    La Osteopatía es pues un acercamiento a la persona como ejemplar único. A través de las manos del osteópata se buscarán los desequilibrios psicofisiológicos.
    La meta final de la Osteopatía es permitir que el paciente se armonice en los cinco modelos de estructura-función: neurológico, vascular-respiratorio, biomecánico, biopsicosocial y bioenergético.
  • ¿QUÉ ES UN OSTEÓPATA?

    Actualmente en España, la osteopatía no está reconocida como terapia sanitaria, como sí lo está en casi toda Europa y otros países del mundo.  El osteópata es una persona que ha decidido dedicar su vida profesional al servicio de la salud. Pero no ha elegido el camino de la medicina, a pesar de existir médicos que posteriormente han realizado una formación completa en osteopatía; tampoco ha elegido el camino de la fisioterapia, a pesar de existir fisioterapeutas que posteriormente han realizado una formación completa en osteopatía; tampoco ha elegido el camino de la odontología, ni el de la enfermería, acupuntura, naturopatía, homeopatía, etc., a pesar de que posteriormente hayan realizado una formación completa en osteopatía.
    Además, el osteópata está formado en embriología, histología, fisiología, clínica, radiología, biología, pruebas de laboratorio, etc. Y Técnicas Manuales Osteopáticas, TMO. Las principales herramientas del osteópata son: las técnicas de tejido blando, los estiramientos analíticos miofasciales, las técnicas globales correctivas posturales, las normalizaciones articulares con thrust, las técnicas funcionales y fasciales, los bombeos y tracciones manuales, las técnicas sacro-craneales, las manipulaciones viscerales, las técnicas de liberación energética y emocional, etc.
    La principal virtud que ha de tener un osteópata es la calidad del tacto y una sensibilidad extrema. Cualquier persona que carezca de ellas, nunca será un buen osteópata, a pesar de que sea médico o fisioterapeuta. En el instituto Internacional de osteopatía Avanzada primamos estas cualidades por encima de la capacidad intelectual si esta no va acompañada de tacto y sensibilidad. La osteopatía es un arte, al igual que la pintura, la escritura, la música, etc. ¿Podemos poner puertas al arte? ¿Podemos impedir a personas con talento que no sean osteópatas por no tener estudios sanitarios? Rotundamente NO. Acaso se niega el talento que tenía Mozart, Vincent Van Gogh, Jimmy Hendrix…y tantos autodidactas con un talento espectacular. En nuestro instituto potenciamos el arte del tacto y la sensibilidad por encima de la intelectualidad carente “de talento manual”.
    COMPETENCIAS BÁSICAS
    Los osteópatas comparten un conjunto de competencias básicas que les guía en la evaluación, manejo y procedimientos de la persona, y que constituyen la base para el abordaje osteopático dentro de la atención sanitaria en muchos países Europeos y Estados Unidos. Las competencias esenciales para la práctica osteopática en todos los programas de formación son las siguientes:
    · La capacidad para formar una evaluación diferencial adecuada y un plan de abordaje osteopático.
    · Una comprensión de los mecanismos de acción de las intervenciones con técnicas manuales y la respuesta bioquímica, celular y sistémica a estos actos.
    · La capacidad para valorar la literatura médica y científica de manera crítica e incorporar la información relevante dentro de la práctica clínica osteopática, pero sin anular ni desplazar el espíritu osteopático.
    · Competencia en las habilidades palpatorias y clínicas necesarias para evaluar disfunciones en los sistemas mencionados y en los tejidos del cuerpo, poniendo énfasis en el evaluación  osteopática.
    · Competencia en una amplia gama de habilidades de las Técnicas Manuales Osteopáticas como método de abordaje Manipulativo Osteopático.
    · Habilidad en el examen físico y en la interpretación de pruebas y datos relevantes, incluyendo evaluación por imagen y resultados de laboratorio.
    · Experiencia en la evaluación osteopática y en la TMO de los trastornos neuro-musculoesqueléticos.
    · Profundo conocimiento de las indicaciones y contraindicaciones del abordaje osteopático.
  • SITUACIÓN EN ESPAÑA

    En el Instituto Internacional de Osteopatía Avanzada defendemos la osteopatía clásica tal y como la creo Andrew Taylor Still, adaptada y evolucionada al momento actual. Nosotros decimos NO a la fisioterapización y a la medicalización de la osteopatía, puesto que no suponen más que una tergiversación de los principios, filosofía y doctrinas de la Osteopatía. Nuestro programa formativo se adapta a los parámetros marcados en otros países Europeos con la osteopatía regulada académicamente. A día de hoy, no existe ninguna ley en España que reconozca la osteopatía como estudio reglado. Por lo tanto, quienes afirman tales cosas publicitando sus cursos mienten y cometen el delito de publicidad engañosa. 
    No existe ningún país del mundo donde para cursar osteopatía haya que ser previa y obligatoriamente fisioterapeuta o médico. Desde el Instituto Internacional de Osteopatía Avanzada, creemos que una regulación académica, tal y como ya se ha producido en muchos países europeos, acabaría con la absurda polémica (inventada por algunos), queriendo monopolizar la osteopatía hacia una determinada rama sanitaria. Y así, se demostraría una vez más, al igual que en el resto de países del mundo donde la osteopatía es un estudio reglado, que la osteopatía no pertenece en exclusiva a ninguna rama sanitaria ya existente. La osteopatía es, según la OMS y el parlamento Europeo,  una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras (por ejemplo medicina o fisioterapia).
    Casi 20 países del mundo tienen la osteopatía reglada, pero en España seguimos esperando a que nuestros ilustres políticos se decidan a igualarnos con otros países de la Comunidad Europea a la que pertenecemos. Sufrimos una discriminación injusta. 
    En Europa, la osteopatía NO es una especialidad de otra profesión. Se desarrolló como profesión independiente de tal manera que responde a las necesidades de una población atraída por su simplicidad, su ausencia de peligro y su eficacia.
    El 29 de mayo de 1997 el Parlamento Europeo votó una  resolución (ley) sobre las medicinas no convencionales del diputado Paul Lannoye, A4-0075/1997. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras (por ejemplo medicina o fisioterapia), y define el acceso formativo a la misma en su documento “Parámetros para la Formación en Osteopatía”, publicado en 2010. Muchos grandes osteópatas han sido médicos o fisioterapeutas, pero ninguno ha apoyado a una osteopatía fagocitada por otra rama sanitaria ni exclusiva de ellas.
    Es importante precisar que no existe un título de masajista-osteópata, de fisioterapeuta-osteópata, de médico-osteópata (salvo en USA). Que algunos lo utilizan para esconder su incapacidad como osteópata detrás de un masaje, un aparato de electroterapia o una infiltración de cortisona. 
    La osteopatía no precisa de ningún colectivo sanitario que la parasite, adultere y menos que la fagocite. La osteopatía tiene su propia filosofía y su propia idiosincrasia.
    En el Instituto Internacional de Osteopatía Avanzada defendemos la osteopatía clásica tal y como la creo Andrew Taylor Still, adaptada y evolucionada al momento actual. Nosotros decimos NO a la fisioterapización y a la medicalización de la osteopatía, puesto que no suponen más que una tergiversación de los principios, filosofía y doctrinas de la Osteopatía. Algunas universidades en España han comenzado a impartir cursos de osteopatía, y en sus programas formativos aparecen materias como matemáticas o inglés…lo que da una idea del concepto que tienen de la osteopatía. Una de ellas, el primer año ofrece 770 horas lectivas de las cuales solamente 150 se corresponden con ciencias osteopáticas; el segundo año, con 760 horas lectivas y solamente 125 horas de ciencias osteopáticas… poco más cabe decir. Además, alguna de estas universidades venden sus programas como oficiales, lo cual representa una estafa a día de hoy, puesto que el Ministerio de Educación en su web deja bien claro que son estudios no conducentes a título oficial. La osteopatía es mucho más que una profesión, es un estilo de vida. Y esto, muy pocos lo entienden.
    Para finalizar, unas palabras de nuestro gran maestro, A.T. STILL, padre de la osteopatía, que ya desde su época opinaba sobre esta temática: "Creemos que nuestra casa terapéutica se ajusta solamente al tamaño de la osteopatía y que cuando otros métodos pretenden entrar en ella, necesariamente una parte de la osteopatía debe salir de esa casa".
  • SITUACIÓN EN EL MUNDO

    La Osteopatía se desarrolló como profesión independiente. El 29 de mayo de 1997 el Parlamento Europeo votó una resolución (ley) del diputado Paul Lannoye. Este estatuto de medicina no convencional existe legalmente y expresa claramente el hecho de que la Osteopatía  es una disciplina original que no puede ser asociada a ninguna otra profesión ya existente  (por ejemplo Medicina o  Fisioterapia).  La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras (por ejemplo medicina o fisioterapia), y define las directrices formativas a la misma en sus documentos “Parámetros para la Formación en Osteopatía” (publicado en 2010) y en “Estrategias de la OMS sobre medicina tradicional, 2014-2023 (publicado en 2013).
    SITUACIÓN EN EUROPA
    • Gran Bretaña: primer país europeo donde la profesión es reconocida oficialmente por ley (Osteopaths act 1-7-1993)
    • Finlandia: reconocida oficialmente.
    • Francia: reconocida oficialmente por ley desde el 2002.
    • Islandia: reconocida oficialmente.
    • Suiza: reconocida oficialmente.
    • Lichtenstein: reconocida oficialmente.
    • Malta: reconocida oficialmente.
    • Portugal: reconocida oficialmente como carrera Universitaria.
    • Irlanda: está autoregulada por el Consejo Osteopático de Irlanda.
    • Turquía: reconocida oficialmente.
    • Italia: reconocida oficialmente.
    • Bélgica: regulada oficialmente por ley el 29-4-1999
    • España: no reconocida oficialmente.
    • Noruega: no reconocida oficialmente.
    • Suecia: reconocida oficialmente.
    • Dinamarca: no reconocida oficialmente.
    • Alemania: no reconocida oficialmente.
    • Israel: no reconocida oficialmente.
    • Luxemburgo: no reconocida oficialmente.
    • Holanda: no reconocida oficialmente.
    • Grecia: poco desarrollada.
    • Chipre: no reconocida oficialmente.
    • Austria: no reconocida oficialmente.
    • OTROS PAISES
    • U.S.A.: reconocida oficialmente desde hace más de 50 años.
    • Nueva Zelanda: reconocida oficialmente desde 1970.
    • Australia: reconocida oficialmente desde 1992.
    • Canadá, Japón, Rusia, Brasil, Argentina: ejercicio libre. No hay reglamentación.
    • México: sin regular oficialmente.

Preguntas Frecuentes


¿Para ser osteópata hay que ser previamente fisioterapeuta o médico?

No.

No existe ninguna ley en este país que así lo señale. De hecho, tanto el Parlamente Europeo (1997, resolución Nº A 4 – 0075/97) como la OMS (2010, Parámetros para la formación en osteopatía) han decretado a la osteopatía como terapia sanitaria de primera intención.

¿Qué quiere decir de primera intención?

Que no depende de ninguna rama sanitaria ya existente y que es un estudio independiente.

¿La osteopatía está reglada en España?

No.

No está reglada pero sí regulada por comunidades, autorizándonos a trabajar sin ningún problema, pero aún no es un estudio oficial. Pero estamos muy cerca de obtener el reconocimiento oficial que ya tienen otros países Europeos.

¿Cómo saber si un centro de enseñanza es de calidad?

Ha de contar con no menos de 4800 horas de formación, repartidas entre 4 a 6 años, con no menos de 600 horas presenciales por año. Ha de estar integrado en una asociación o registro profesional exclusivo de osteópatas, como el R.O.P., que defienda y define las directrices Europeas a seguir. He integrado en S.I.D.O. Y el personal docente mínimo debe contar con Osteópatas con una formación mínima de 4 a 6 años; y el 40-45% del equipo docente ha de ser personal sanitario (médicos, fisioterapeutas, etc.).


¿La Osteopatía tiene salida profesional?

Actualmente, la osteopatía es la disciplina dedicada al cuidado del ser humano con mayor salida profesional. Quienes finalizan sus estudios tienen garantizado trabajo, ya sea como autónomo o contratado laboral.

Localización

Avenida Diagonal, 442 Bajo
08037 Barcelona, España

Barcelona

Redes Sociales

× ¿Cómo podemos ayudarte?